Síndrome de fatiga crónica: tratamiento en el hogar. Cómo hacer frente al síndrome de fatiga crónica, síntomas de la enfermedad.

El estado de fatiga nos es familiar a todos. Después de un duro día de trabajo o una intensa actividad física, nos sentimos cansados. Esta afección generalmente desaparece con un buen descanso y sueño. Sin embargo, los síntomas de la fatiga no siempre desaparecen incluso después de un largo y buen descanso. Si la sensación de fatiga lo persigue constantemente y no desaparece incluso cuando ha realizado un esfuerzo, entonces se debe a una enfermedad específica del cuerpo. Su nombre es síndrome de fatiga crónica. ¿Cómo se trata esta enfermedad?

Artículos relacionados

¿Qué es el síndrome de fatiga crónica (SFC)?

El síndrome de fatiga crónica es una sensación de exceso de trabajo constante, debilidad, que no desaparece después de un descanso adecuado y un sueño prolongado. Este fenómeno se encuentra a menudo entre los residentes de las grandes ciudades de los países desarrollados. El SFC afecta a hombres y mujeres activos de 25 a 40 años que trabajan mucho para avanzar en sus carreras.

El SFC es similar al estado de una persona antes del inicio de la enfermedad o después de la recuperación, cuando el cuerpo está debilitado, exhausto. Las personas pueden vivir en este estado durante meses o incluso años. El síndrome ocurre en personas de diferentes grupos de edad: jóvenes, adolescentes, niños y en las mujeres, esta enfermedad ocurre con más frecuencia que en los hombres.

Causas de la enfermedad

Los médicos aún no pueden nombrar con precisión las causas del SFC, pero los expertos han identificado una serie de factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar esta condición. El SFC puede desencadenarse por:

  • Enfermedades crónicas. Debilitan el sistema inmunológico, conducen al exceso de trabajo del sistema nervioso, al agotamiento de la fuerza de todo el organismo.
  • Trastornos emocionales. Un estado constante de estrés o depresión, sentimientos de depresión, ansiedad, miedo afectan negativamente al sistema nervioso, lo que conduce al exceso de trabajo.
  • Estilo de vida poco saludable. La falta constante de sueño, la rutina diaria mal organizada, el estrés físico o mental prolongado, la falta de aire fresco, la luz solar y un estilo de vida sedentario pueden crear la base para el desarrollo del SFC.
  • Fuente de alimentación incorrecta. Comer alimentos de baja calidad, comer en exceso o desnutrición, una dieta pobre en vitaminas y nutrientes: todo esto afecta el metabolismo, conduce a una falta de energía en el cuerpo y a un estado de fatiga constante.
  • Ecología contaminada. Vivir en un entorno con malas condiciones ambientales afecta negativamente a todos los sistemas del cuerpo. Se ve obligado a defenderse de los efectos nocivos del medio ambiente, trabajando al máximo. Con el trabajo constante del cuerpo por el desgaste, se produce la fatiga crónica.
  • Los virus, las infecciones (citomegalovirus, herpes, enterovirus, rotavirus y otros) pueden llevar al cuerpo a un estado de fatiga constante.

Síntomas del síndrome de fatiga crónica en adultos

En la fatiga normal, después de un buen descanso, el cuerpo recupera su fuerza. La fatiga crónica no desaparece incluso si duerme durante 10 horas seguidas. El SFC se acompaña de los siguientes síntomas:

  • Problemas para dormir. El insomnio o el sueño ligero y superficial, así como los sentimientos de miedo, ansiedad, ansiedad, pueden perseguir a una persona con este síndrome.
  • Dolor de cabeza, sensación punzante en las sienes. Estos síntomas indican una sobrecarga del sistema nervioso.
  • Disminución de la concentración, pérdida de memoria.
  • Sensación constante de debilidad, fatiga, apatía. La fatiga provoca la ejecución de tareas incluso sencillas.
  • Trastornos emocionales. Las personas con SFC pueden estar deprimidas. Son susceptibles al mal humor, pensamientos oscuros, ansiedad, sentimientos de ansiedad.
  • Dolor en los músculos, articulaciones, así como debilidad muscular, temblores en las manos.
  • Inmunidad reducida. Las personas con SFC pueden sufrir resfriados persistentes, enfermedades crónicas y recaídas de enfermedades pasadas.

Signos de enfermedad en los niños

El SFC puede afectar no solo a los adultos, sino también a los niños. Una rutina diaria tensa, un programa escolar difícil, tareas, horas de mirar televisión o sentarse frente a la computadora, problemas en las relaciones con otros niños, todo esto contribuye a la aparición de fatiga crónica en niños y adolescentes.

La enfermedad se manifiesta no solo en niños con una patología del sistema nervioso o en pacientes jóvenes que padecen alguna enfermedad somática. Los niños de apariencia saludable también pueden enfermarse. A menudo, el SFC se presenta en ellos durante períodos críticos que van de los 6 a los 7 años y de los 11 a los 14 años. Los siguientes signos pueden indicar el síndrome de fatiga crónica de un niño:

  • Caprichos constantes, llanto, alta movilidad del niño. Por la tarde, estos signos se intensifican.
  • Es difícil para un niño soportar el más mínimo estrés emocional, rápidamente se agota y llora por nimiedades.
  • Sueño superficial, superficial e inquieto.
  • Dolor de cabeza.
  • Dependencia meteorológica.
  • El estado de exceso de trabajo afecta negativamente la concentración, el estudio y el rendimiento.

A veces los padres pueden atribuir los síntomas anteriores al capricho o desobediencia del niño, por lo que comienzan a castigarlo severamente. Pero esto solo agrava la situación. Los niños con SFC necesitan la ayuda de un psicólogo calificado para ayudar al niño a deshacerse de la fatiga.

¿Cómo tratar el SFC en casa?

Si se establece un diagnóstico de SFC, entonces el tratamiento en el hogar debe incluir una dieta balanceada que contenga una cantidad suficiente de proteínas, grasas y carbohidratos. También es importante que los alimentos sean ricos en vitaminas, macro y microelementos. El equilibrio no es fácil de lograr, pero la nutrición se convertirá en el soporte necesario para el cuerpo, le dará fuerza.

Una dieta adecuada puede llenar el cuerpo de energía, aumentar su resistencia a las influencias ambientales negativas. Se recomienda excluir el té, las bebidas carbonatadas, el café y el alcohol de la dieta durante el tratamiento del SFC. Incluya jugo de uva en el menú diario, que se recomienda beber cada 2-2.5 horas por 2 cucharadas. l. Además, coma pescado salado una vez a la semana.

Además, en el SFC, el buen descanso, dormir 8 horas al día, es de gran importancia para la recuperación. Al planificar su día, se recomienda que cree una rutina diaria que alterne entre el trabajo y los períodos de descanso. Una caminata diaria de 30 minutos tendrá un efecto beneficioso sobre el estado general del paciente. El tratamiento del SFC se realiza en casa con medicamentos y remedios caseros.

Tratamiento con remedios caseros

La medicina tradicional ofrece muchas recetas para el tratamiento del síndrome de fatiga crónica. Un buen efecto para superar el estado de fatiga y apatía constantes es el uso de tinturas de jengibre, canela y otros ingredientes naturales. Veamos algunas de las recetas para tratar el síndrome de fatiga crónica.

Receta n. ° 1

Ingredientes:

  • Miel - 100 g
  • Vinagre de sidra de manzana - 3 cucharaditas.

Mezclar vinagre con miel. Tome el remedio por 1 cucharadita. al día durante 10 días.

Receta # 2

Ingredientes:

  • Jengibre - 150 g
  • Vodka - 800 ml

Vierta el vodka sobre la raíz. Insiste durante una semana. Beba para el tratamiento del SFC por día por 1 cucharadita. una vez. Es necesario considerar puntos como conducir un automóvil, por lo que es más efectivo tomar este remedio por la noche.

Receta n. ° 3

  • Raíz de jengibre - 1 ud.
  • Agua (agua hirviendo) - 1 vaso
  • Miel (un poco) o 1 trozo pequeño de limón - opcional

Cortar la raíz en 6 pedazos. Vierta agua hirviendo sobre él. Agregue miel o limón si lo desea. Esta sabrosa bebida se bebe 3 veces al día durante un mes.

Receta n. ° 4

Ingredientes:

  • Canela - 50 g
  • Vodka - 0.5 l

Vierta canela en un recipiente pequeño (rompa la barra o reemplácela con tierra). Vierta vodka encima. Cierre el recipiente con tapa, déjelo en un lugar oscuro y seco durante 21 días. Agite la tintura periódicamente durante 3 semanas. Beber 1 cucharadita.

Número de receta 5

  • Hierba de San Juan - 1 cucharada. l.
  • Agua (agua hirviendo) - 1 vaso.

Vierta agua hirviendo sobre la hierba seca picada. Insiste 30 minutos. Beba 1/3 taza de infusión 3 veces al día durante 21 días.

Receta # 6

Ingredientes:

  • Jugo de aloe - 100 g
  • Limón - 3 uds.
  • Nueces (picadas) - 0,5 kg

Exprima el jugo de los limones. Mezclar todos los ingredientes. Consume 1 cucharadita. 3 veces al día.

Los baños calientes ayudan a eliminar la fatiga crónica. La temperatura del agua en el baño no debe exceder los 38 grados y la duración del procedimiento debe ser de 20 a 30 minutos. Cuando se bañe para combatir el síndrome de fatiga crónica, asegúrese de que el área del corazón no esté sumergida en agua. Se recomienda tomar baños no más de 2 veces por semana.

Medicamentos

Su médico puede recetarle medicamentos para tratar el síndrome de fatiga crónica. Dependiendo del cuadro general de la enfermedad, se pueden recetar los siguientes medicamentos:

  • hipnóticos y sedantes;
  • medicamentos que estimulan la producción de la "hormona de la alegría" (serotonina).
  • psicofármacos;
  • vitaminas;
  • inmunomoduladores;
  • fármacos antiinflamatorios.

¿A qué médico debo acudir para un diagnóstico?

Los síntomas del SFC suelen ser complejos. Esta enfermedad responde bien al tratamiento en las etapas iniciales de la enfermedad. Si experimenta fatiga constante en un contexto de insomnio, apatía, resfriados incesantes o exacerbaciones de enfermedades crónicas, se recomienda consultar a un médico. Pero, ¿a qué especialista debería acudir para recibir atención médica de calidad en el síndrome de fatiga crónica?

Todo depende de cómo se manifiesta la enfermedad y cuáles son los síntomas del SFC. Al elegir un médico, debe tener en cuenta el motivo que provocó la enfermedad. También es importante cómo se manifiesta la enfermedad, qué sistemas corporales afecta. Si sospecha que tiene síndrome de fatiga crónica, es mejor ponerse en contacto de inmediato con un terapeuta. Este médico podrá evaluar el estado del paciente y, si es necesario, derivarlo a un especialista limitado.

Buscar el consejo de un psicoterapeuta o psicólogo es apropiado si el SFC ha surgido como resultado de un estrés incesante, ansiedad y se manifiesta en forma de insomnio, ansiedad y miedo sin causa.. El especialista lo ayudará a resolver las emociones negativas y le mostrará formas de superar los problemas psicológicos.

Si el SFC es causado por un esfuerzo excesivo del sistema nervioso, es mejor consultar a un neurólogo o neurólogo. El médico prescribirá una terapia especial para el paciente que ayudará a sanar. A veces, el SFC acompaña a una enfermedad grave del sistema endocrino, por lo que buscar el consejo de un endocrinólogo ayudará a diagnosticar la enfermedad. Con fatiga constante en el contexto de resfriados frecuentes y exacerbaciones de enfermedades crónicas, debe consultar a un inmunólogo. Dará recomendaciones para restaurar la inmunidad y la fuerza corporal.

Video sobre el SFC y su tratamiento

¿Por qué aparece el síndrome de fatiga crónica? En el mundo moderno, esta enfermedad es más común, por lo que es necesario conocer los síntomas de esta enfermedad y cómo tratarla. ¿Beber alcohol realmente resuelve el problema del estrés y la fatiga crónica? Descubra las respuestas a estas preguntas y consejos para luchar en el CFS viendo el video:

¡Atención! La información presentada en el artículo tiene únicamente fines informativos. Los materiales del artículo no requieren autotratamiento. Solo un médico calificado puede diagnosticar y dar recomendaciones de tratamiento, según las características individuales de un paciente en particular.
.