¿Qué son los fosfolípidos para el hígado? Composición y forma de liberación, indicaciones de uso y precio.

El más común Los medios utilizados para restaurar la función hepática son los hepatoprotectores, cuya información sobre el mecanismo de acción está contenida solo en la herramienta las pautas de los fabricantes de estos medicamentos. La falta de confirmación oficial de la eficacia y seguridad de los fármacos hepatoprotectores, uno de los cuales son los fosfolípidos, no se convierte en motivo para rechazarlos. ¿Qué explica la enorme popularidad de los fondos de este grupo?

Artículos relacionados
  • Síntomas de insolación en adultos
  • Caballa en escabeche en casa según deliciosas recetas con fotos
  • Neumonía viral: signos y tratamiento en niños y adultos

Qué son los fosfolípidos esenciales

, transporte y otras funciones importantes. El componente principal de la membrana celular, que le da elasticidad y resistencia, son las moléculas de ésteres de alcoholes y ácidos grasos superiores: los fosfolípidos. El término "esencial" (esencial) se utiliza en relación con estos elementos de la membrana celular para enfatizar su participación significativa en los procesos biológicos.

El principal vínculo estructural y funcional de las células hepáticas son los hepatocitos, cuyas funciones incluyen el inicio del proceso de formación de bilis, la participación en la síntesis de proteínas y colesterol, la transformación de carbohidratos y la desintoxicación del cuerpo. Las patologías hepáticas siempre se asocian con daños en las membranas de los hepatocitos, que, como todas las membranas celulares, están compuestas por fosfolípidos.

Una característica de los hepatocitos es su estabilidad (una célula individual tiene un número limitado de divisiones durante la regeneración), por lo tanto, cuanto más fuerte es la capa de fosfolípidos, más tiempo permanece la integridad de las células parenquimatosas. La medicina moderna aún no ha encontrado una forma eficaz de recrear de manera artificial los hepatocitos (las células cultivadas artificialmente pierden la mayoría de sus propiedades), pero se han desarrollado métodos exitosos para aislar un complejo de fosfolípidos de tejidos animales o sustancias vegetales.

Para qué es

La glándula más grande del cuerpo humano, que realiza muchas funciones vitales, es el hígado. Este órgano experimenta un mayor estrés asociado al desempeño de tareas como la síntesis de hormonas, enzimas, procesos metabólicos, neutralización y eliminación de agentes tóxicos. Debido a los constantes efectos nocivos, los elementos estructurales del parénquima son susceptibles de daño y destrucción.

Todas las lesiones hepáticas pasan por varias etapas: inflamación, fibrosis (proliferación del tejido conectivo sin cambiar su estructura) y cirrosis (reemplazo completo del tejido conectivo parenquimatoso). Cuanto más graves son los cambios en la estructura celular de los hepatocitos, más se deteriora la funcionalidad del hígado. Para restaurar la membrana celular y normalizar el trabajo de sus elementos proteicos, es necesario proporcionar al cuerpo la cantidad requerida de ácidos grasos esenciales.

Los requerimientos de ácidos grasos se pueden reponer con fuentes dietéticas, pero esto no siempre es factible y el proceso de saciedad lleva mucho tiempo. Las preparaciones de acción hepatoprotectora, que contienen una mayor cantidad de fosfolípidos esenciales, contribuyen a la entrega rápida de los elementos necesarios al cuerpo. El propósito de los medicamentos de este grupo es prevenir una disminución en el nivel de sustancias activas en las células del hígado y normalizar el metabolismo de los lípidos. La tarea se logra bajo la condición de un enfoque integrado del tratamiento.

Composición y forma de liberación

La urgencia de la cuestión de la posibilidad de utilizar hepatoprotectores que contienen fosfolípidos para el tratamiento del hígado se justifica por el hecho de que la estructura de los fosfolípidos es única, y se ha demostrado su papel en los procesos biológicos. La composición de las preparaciones farmacológicas fabricadas incluye lípidos complejos pertenecientes a los grupos glicerofosfolípido y fosfoinosítido. Los principales componentes activos de la mayoría de los hepatoprotectores son:

  • fosfatidilcolina (lecitina);
  • fosfatidiletanolamina (cefalina);
  • fosfatidilserina;
  • fosfatidilinositol.

La fuente de lípidos complejos son las materias primas alimentarias (soja, yema de huevo de gallina), de las cuales los lípidos complejos se separan mediante fraccionamiento con disolventes orgánicos. Actualmente, se están desarrollando otros métodos para la síntesis de sustancias activas con el fin de reemplazar la fuente alimentaria por fuentes no alimentarias para reducir el costo del producto resultante, pero aún están en estudio.

Los agentes que contienen fosfolípidos en el mercado farmacéutico están disponibles en cápsulas orales o soluciones inyectables. Para obtener resultados positivos al tomar la forma de cápsulas de hepatoprotectores, es necesario tomar el medicamento durante un período prolongado (al menos seis meses). Para acelerar el proceso de reducción del consumo de energía del órgano afectado, restaurar la actividad enzimática del hígado y mejorar las propiedades de la bilis, se recomienda la administración intravenosa del medicamento.

Mecanismo de acción

Los desarrolladores y fabricantes de agentes hepatoprotectores afirman que la estabilización de las conexiones intracelulares y la normalización de los procesos metabólicos se produce debido a la capacidad de los lípidos complejos sintetizados para integrarse en las membranas de los hepatocitos, Reemplazo de células dañadas. La regeneración de las paredes celulares ayuda a restablecer la función de desintoxicación del hígado, que consiste en la unión de los radicales libres formados bajo la influencia de elementos tóxicos.

El mecanismo de acción de los fosfolípidos se basa en su función biológica. Para el metabolismo intercelular, es importante la proporción de colesterol (alcohol lipofílico) y lípidos complejos en la composición de las membranas. Si predomina el colesterol, las paredes celulares se vuelven demasiado rígidas, lo que conduce a una ralentización del metabolismo de las proteínas y los lípidos. La presencia de un residuo de ácido fosfórico en la molécula de fosfolípido contribuye a la disolución del alcohol lipofílico, por lo tanto, un aumento en la cantidad de lípidos complejos conduce a una disminución en el grado de colesterol aterogénico.

Cuando los hepatoprotectores se toman por vía oral, los principios activos (fosfatidilcolina) se absorben casi por completo en el intestino delgado. La principal cantidad de elementos asimilados se descompone en fosfatidilcolina poliinsaturada, que ingresa al torrente sanguíneo a través del flujo linfático y luego se transporta al hígado. Las sustancias no digeridas (menos del 5%) se excretan a través de los intestinos con las heces.

Indicaciones de uso

Los fabricantes de fármacos rusos ofrecen a los consumidores más de 700 tipos de medicamentos pertenecientes al grupo de los hepatoprotectores. La eficacia clínica de estos agentes depende del estado del paciente y de la terapia concomitante. Los medicamentos fosfolípidos pueden ser recetados por un médico, tanto como parte de un tratamiento complejo como en monoterapia (si existe una decisión informada sobre la seguridad de tal medida) en tales casos:

  • inflamación del tejido hepático de etiología viral (hepatitis viral): se prescriben medicamentos que contienen fosfolípidos esenciales como medida adicional si la toma de medicamentos antivirales o enterosorbentes no mejora la condición del paciente;
  • cirrosis hepática: los hepatoprotectores pueden actuar como adyuvantes para prevenir la sustitución del tejido parenquimatoso por tejido fibroso o formar parte del tratamiento complejo de la enfermedad;
  • condición precirrótica (hepatitis alcohólica): se recomienda su uso solo cuando el paciente rechaza completamente el alcohol, mientras que si una persona deja de beber alcohol, el pronóstico del tratamiento tiene una tendencia favorable incluso si los hepatoprotectores no son utilizado (los aditivos activos aceleran el proceso de curación, pero no juegan un papel decisivo en este proceso);
  • hepatosis grasa (esteatosis, degeneración grasa, enfermedad grasa no alcohólica): la infiltración grasa se basa en la resistencia a la insulina, que es típica de los pacientes con obesidad o diabetes mellitus, a menudo en el contexto de la enfermedad, se produce esteatohepatitis (proceso inflamatorio), los hepatoprotectores que contienen fosfolípidos aceleran la aparición de un efecto positivo con un enfoque integrado del tratamiento (dieta, actividad física, terapia farmacológica adecuada);
  • deterioro crónico de la regulación inmune (cirrosis biliar primaria) - destrucción de los conductos biliares intrahepáticos por células inmunes del propio cuerpo, acompañada de colestasis, para el tratamiento de esta enfermedad, los aditivos biológicamente activos no son prescritos como terapia independiente, pero son parte de las complejas medidas terapéuticas;
  • intoxicación por alimentos o medicamentos: los medicamentos hepatoprotectores son adecuados para mitigar los efectos de la intoxicación alimentaria o los medicamentos que tienen efectos dañinos en el hígado.

Eficacia basada en la evidencia de los fosfolípidos para el hígado

diabetes mellitus). Este hecho determina la búsqueda de enfoques modernos para el tratamiento de patologías hepáticas, que incluyen direcciones patogénicas y etiotrópicas.

La base de la terapia patogénica son los medios que ayudan a restaurar la estructura de los hepatocitos. Los medios de esta dirección de la terapia incluyen hepatoprotectores. Teniendo en cuenta la importancia de los medicamentos patogénicos, la lista de requisitos para ellos se desarrolló hace aproximadamente medio siglo, pero hasta ahora no se ha creado un solo medicamento que satisfaga todas las condiciones. Los fármacos que se utilizan en la actualidad solo tienen una confirmación experimental de su eficacia, que no ha sido probada mediante ensayos en condiciones clínicas.

La Lista de Clasificación Internacional de Medicamentos no contiene ninguna mención a los hepatoprotectores ni a los fosfolípidos de la soja. Los medicamentos que contienen fosfolípidos se producen tanto en Rusia como en Europa y los Estados Unidos, pero los fabricantes extranjeros suministran sus productos solo para la exportación (al territorio de la CEI). El mercado farmacéutico ruso está saturado de productos hepatoprotectores, que tienen una gran demanda, a pesar de la falta de una base de evidencia.

Las opiniones de los especialistas sobre la eficacia y seguridad de los hepatoprotectores están divididas. La mayoría de los científicos y médicos tienden a creer que los agentes que contienen fosfolípidos no tienen el efecto declarado por los fabricantes, y algunos de ellos son potencialmente peligrosos para el cuerpo. La evidencia experimental no se considera objetiva debido a la falta de un sistema unificado de criterios de evaluación y la subjetividad de las revisiones de los pacientes, refiriéndose a una mejora general del bienestar.

Algunos médicos en ejercicio admiten la posibilidad de un efecto positivo al tomar medicamentos de este grupo, pero los clasifican no como medicamentos, sino como aditivos biológicamente activos (suplementos dietéticos). Una serie de ensayos clínicos realizados con la participación de más de 10 mil pacientes con hepatitis C han demostrado que bajo la influencia de lípidos complejos, aumenta la probabilidad de una respuesta al α-interferón utilizado en el tratamiento, mientras que los casos de reacciones negativas fueron mínimos..

Hasta la fecha, no existe consenso sobre la conveniencia de usar hepatoprotectores para el tratamiento de patologías hepáticas, pero los pacientes aún confían en los anuncios de los fabricantes y los aceptan activamente. Antes de comprar suplementos dietéticos que contengan fosfolípidos, definitivamente debe consultar a un médico, ya que en algunas enfermedades, tomar estos fondos no solo puede ser ineficaz, sino que también puede provocar un estancamiento de la bilis debido al hecho de que no tienen un efecto colerético.

Instrucciones de uso

Si existen indicaciones razonables para tomar fosfolípidos para el hígado y no existen contraindicaciones, el médico puede recetar hepatoprotectores como agente auxiliar o profiláctico para el tratamiento de enfermedades del hígado. Para lograr resultados positivos de la terapia, los medicamentos de este grupo deben tomarse durante un período prolongado, de 1 a 12 meses.

Durante el tratamiento, es necesario seguir las instrucciones de uso de los agentes que contienen fosfolípidos. Las principales instrucciones de administración y dosificación son las siguientes:

  • las cápsulas deben tomarse enteras (sin masticar) con las comidas;
  • el número de dosis es de 1 a 3 veces al día;
  • la dosis diaria terapéutica de fosfolípidos se determina en base a indicaciones (de 2 a 9 cápsulas por día);
  • cuando se administra por vía intravenosa, no se debe exceder la dosis única máxima permitida (10 mg);
  • se recomienda utilizar la sangre del paciente (en una proporción de 1 a 1) para diluir la solución inyectable;
  • la terapia de inyección se lleva a cabo durante 7 a 10 días y debe complementarse con la administración oral de la sustancia.

Los mejores medicamentos que contienen fosfolípidos para el hígado

Debido a la falta de una base de evidencia adecuada, la eficacia de los hepatoprotectores solo se puede juzgar sobre la base de de los comentarios de los pacientes. De los productos de esta categoría, los siguientes preparados que contienen fosfolípidos para el hígado (denominados originales) han demostrado ser los mejores:

Composición

Costo, rublos

Essentiale Forte, cápsulas de 300 mg, 90 uds.

Fosfolípidos de soja que contienen derivados de diglicerilo de ácido colinofosfórico oxoácidos, ácido linoleico, linolénico

1210-1341

Essliver Forte 300 mg cápsulas, 50 uds.

Fosfolípidos (fosfatidilcolina, fosfatidiletanolamina), vitaminas PP, B3, B6, B12, nicotinamida, riboflavina, acetato de α-tocoferol

385-435

Fosfontsiale, cápsulas, 30 uds.

Sustancia lipoide que contiene fosfatidilcolina, silimarina

345 - 629

Cápsulas de fosfogliv, 65 mg, 50 uds.

Fosfolípidos totales de soja, glicirricinato de sodio

435 -979

Phosphogliv, liofilizado, 2,5 g, 5 uds.

700-1816.5

Cheetah, cápsulas, 300 mg, 30 uds.

Lecitina, acetato de tocoferol

255-785

Cápsulas de Resalut, 600 mg, 50 uds.

Fosfolípidos poliinsaturados de soja, dialconato de glicerol (o monocanato), triglicéridos

1237-1641

Essentiale Forte

Fabricante de fármaco hepatoprotector con acción multifactorial Essentiale Forte es la empresa farmacéutica francesa Sanofi-Aventis. Este medicamento, producido en forma de cápsulas y solución inyectable (fosfolípidos esenciales en ampollas), fue muy popular en Rusia y ocupó una posición de liderazgo en la lista de los medicamentos más vendidos. Las instrucciones de uso establecen que el medicamento tiene una extensa lista de indicaciones, que incluyen:

  • enfermedades inflamatorias del hígado (hepatitis), incl. crónico;
  • cambios cirróticos, grasos y degenerativos en el tejido hepático;
  • lesiones tóxicas (asociadas con diabetes, intoxicación crónica por alcohol);
  • enfermedades cutáneas no infecciosas (psoriasis);
  • toxicosis durante el embarazo;
  • síndrome de radiación;
  • prevención de la recurrencia de la enfermedad de cálculos biliares.

El mecanismo de acción farmacológica de Essentiale Forte es la incorporación de moléculas de fosfolípidos con un alto grado de actividad en las membranas celulares de los hepatocitos, lo que contribuye a la restauración de la estructura de los tejidos dañados. La normalización del metabolismo de lípidos y proteínas se produce debido a la capacidad de los fosfolípidos para unirse al colesterol y transportarlo al sitio de oxidación.

El fármaco está contraindicado en caso de intolerancia individual a los componentes constituyentes y no se utiliza en la práctica pediátrica debido a la falta de pruebas suficientes sobre la seguridad del fármaco para los niños. La duración de la admisión no está estrictamente regulada, el curso del tratamiento suele ser de al menos 3 meses. En la etapa inicial de la terapia, se recomienda la infusión intravenosa del medicamento en combinación con la administración oral de 2 cápsulas 2-3 veces al día junto con las comidas.

Los efectos secundarios después de tomar Essentiale Forte son raros y consisten en indigestión, malestar en la región epigástrica, aflojamiento de las heces y reacciones alérgicas. Las ventajas de este hepatoprotector incluyen buena tolerancia, efectos negativos raros, las desventajas: la necesidad de un uso a largo plazo, alto costo.

Essliver Forte

Un medicamento de protección hepática de un fabricante indio contiene vitaminas y sustancias similares a las vitaminas que complementan el efecto farmacológico de los fosfolípidos. El agente hepatoprotector está disponible en forma de 30 o 50 cápsulas de gelatina. empaquetado. Las indicaciones para prescribir el fármaco son procesos patológicos que ocurren en el hígado y son causados ​​por trastornos del metabolismo de los lípidos, que incluyen:

  • degeneración grasa;
  • cirrosis;
  • intoxicación por alcohol o drogas;
  • hepatitis medicinal;
  • daño por radiación.

Essliver Forte ayuda a normalizar los procesos de biosíntesis de fosfolípidos y el metabolismo general de los lípidos, alterado debido al daño a los hepatocitos. Al incorporarlos a las membranas celulares, los ácidos grasos insaturados neutralizan el efecto de los agentes tóxicos sobre los lípidos de la membrana biológica. Las vitaminas B participan en el metabolismo de los carbohidratos, la síntesis de nucleótidos y catalizan los procesos de respiración celular. La nicotinamida y el tocoferol protegen los elementos estructurales de la membrana de la peroxidación.

El uso de este hepatoprotector está contraindicado en presencia de alergias a los componentes constituyentes. Los pacientes menores de 12 años, mujeres embarazadas y lactantes deben usar Essliver Forte con precaución para tratar el hígado. El medicamento a menudo provoca reacciones negativas en el tracto gastrointestinal, que se manifiesta en forma de hinchazón, malestar e indigestión.

Las cápsulas se toman por vía oral tragándolas enteras con las comidas. La dosis recomendada es de 2 cápsulas 2-3 veces al día durante al menos 3 meses. Las ventajas de tomar Essliver Forte incluyen el costo asequible, la presencia de vitaminas en el complejo, la efectividad, confirmada por numerosas revisiones de pacientes, las desventajas son la presencia de efectos secundarios frecuentes, la duración del tratamiento.

  • Cómo hacer merengues
  • Ensalada Nicoise - recetas con foto. Cómo hacer una clásica ensalada francesa Nizoise con atún y aderezo
  • Moda para mujeres en 50-2019
​​

Fosfontsiale

El efecto clínico y farmacológico del hepatoprotector de fabricación rusa Fosfontsiale se basa en los efectos de sus componentes constituyentes. Además de los fosfolípidos esenciales, los componentes del producto incluyen flavolignanos (silibinina) - extracto de cardo mariano. La silibinina tiene un poderoso efecto hepatoprotector, bloqueando los procesos destructivos en las membranas de los hepatocitos. La composición combinada proporciona la activación de sistemas enzimáticos con dependencia de fosfolípidos.

Las indicaciones para tomar Fosfoncial son todos los tipos y formas de hepatitis (aguda, crónica, grasa, alcohólica, tóxica), cambios distróficos y cirróticos en el hígado, coma hepático, enfermedad por radiación, lesiones por intoxicación. La duración del tratamiento y la dosis se determinan en función de la patogenia de los trastornos hepáticos. El medicamento se prescribe en una dosis diaria de 3 a 9 tabletas, la duración de la admisión es de 10 a 90 días.

Según las indicaciones (formas graves de enfermedades, resultados positivos del tratamiento), el curso terapéutico puede extenderse hasta 12 meses. Se recomienda que el uso preventivo se limite a la dosis mínima (1 tableta 2 veces al día) durante 1-3 meses. Las personas que tienen una mayor sensibilidad a las sustancias que componen Fosfoncial, los niños menores de 12 años, deben dejar de tomar el medicamento. Durante el embarazo y la lactancia, debe consultar con su médico sobre la posibilidad de tratamiento con hepatoprotectores.

Los efectos secundarios más comunes que ocurren al tomar fosfolípidos para el hígado incluyen trastornos dispépticos, dolores de estómago y manifestaciones alérgicas. La ventaja de este medicamento es una composición multicomponente, cuyos componentes potencian mutuamente la acción de los demás. Las desventajas incluyen una acción de inicio lento, la presencia de efectos secundarios tangibles.

Phosphogliv

El fármaco combinado Phosphogliv, además de proteger el hígado, tiene un efecto antivírico, que se debe a la presencia de ácido glicirrícico en su composición. El principal principio activo, la fosfatidilcolina, es capaz de provocar un efecto citoprotector. La combinación de acción estabilizadora de membranas y antiinflamatoria ayuda a limitar la propagación de procesos patológicos y conduce a la regresión de la enfermedad.

Phosphogliv está indicado para su uso en la degeneración grasa o hepática, daño hepático (alcohólico, tóxico), procesos cirróticos, hepatitis de etiología viral (como parte de una terapia compleja). La recepción del medicamento está contraindicada en mujeres embarazadas, niños menores de 12 años y personas con tendencia a la hipertensión, intolerancia a los componentes. La duración media del tratamiento es de 3 meses, el máximo es de 6 meses. Las cápsulas se toman en 2 piezas. tres veces al día. La administración intravenosa debe realizarse lentamente, 10 ml dos veces al día.

Los aspectos positivos del uso de Phosphogliv son la presencia de ácido glicirrícico en la composición (que es capaz de acumularse localmente en los focos de inflamación sin acumularse en fluidos biológicos), la corta duración del tratamiento, negativo - el efecto sobre la presión arterial, la presencia de efectos secundarios (edema, aumento transitorio de la presión, dispepsia).

Gepagard

Complemento alimenticio biológicamente activo Gepagard tiene una composición multicomponente, que incluye L-carnitina, vitamina E, lecitina de soja. Este fármaco, además de la acción hepatoprotectora, afecta los procesos digestivos, el tracto gastrointestinal, el sistema nervioso, promueve la activación de la síntesis de lipoproteínas de alta densidad. Gepagard tiene propiedades lipotrópicas (la acción es similar a medicamentos para perder peso como Xenical, Orlistat, Orsoten).

Se recomienda tomar suplementos dietéticos para prevenir la degeneración grasa del hígado, mejorar su funcionalidad u optimizar el metabolismo de los alimentos. Las mujeres embarazadas, los niños menores de 16 años y las personas con mayor sensibilidad a cualquier componente del producto deben abstenerse de tomar cápsulas. La dosis recomendada es de 3 cápsulas al día, divididas en 3 tomas. La duración del uso continuo no debe exceder los 30 días.

Los principios activos que componen Gepagard rara vez causan efectos secundarios, el más común de los cuales es una reacción alérgica. Las ventajas de este remedio incluyen la corta duración del tratamiento, el riesgo mínimo de desarrollar reacciones negativas, la normalización del peso debido a la acción lipotrópica y las desventajas: baja eficiencia para el tratamiento de patologías hepáticas.

Rezalut

El principal ingrediente activo del fármaco Rezalut de fabricación alemana es Lipoid PPL 600, que incluye fosfolípidos de soja, lecitina, triglicéridos, mono o dialconato de glicerol. La acción de Lipoid tiene como objetivo aumentar la formación de ésteres de colesterol, lo que conduce a una disminución de su nivel. El hepatoprotector está indicado para la hipercolesterolemia en ausencia de posibilidad de uso o ineficacia de las medidas terapéuticas.

Los pacientes con intolerancia al maní, la soja u otras sustancias constituyentes del fármaco están contraindicados. Durante el embarazo y la lactancia, debe consultar a su médico sobre la posibilidad de utilizar Rezalut como tratamiento. La duración del uso de un fármaco que contiene fosfolípidos se determina en función del cuadro clínico de la enfermedad. La dosis diaria recomendada es de 6 cápsulas (2 cápsulas cada una con las principales comidas).

Mientras se toma un agente hepatoprotector, puede ocurrir malestar en la región epigástrica y puede aparecer urticaria. Las ventajas de usar este medicamento para normalizar las funciones hepáticas son la ausencia de efectos secundarios peligrosos, las desventajas son el alto costo con una eficacia y seguridad de uso clínicamente no probadas.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Los fármacos que contienen fosfolípidos, a diferencia de otros tipos de hepatoprotectores, no tienen un efecto colerético y no afectan la actividad secretora pancreática y pancreática. A pesar de ello, el tratamiento con fosfolípidos debe realizarse bajo supervisión médica, debido a la presencia de contraindicaciones para su ingesta, que incluyen:

  • alto nivel de sensibilidad a los componentes constituyentes;
  • embarazo, lactancia (algunos medios);
  • síndrome antifosfolípido (ataque de lípidos por sus propios anticuerpos);
  • procesos inflamatorios agudos (con precaución);
  • cáncer;
  • patología del sistema de coagulación sanguínea.

Según las revisiones, las sustancias biológicamente activas que componen los suplementos dietéticos son bien toleradas por el cuerpo y rara vez provocan el desarrollo de efectos secundarios. Los casos registrados de desarrollo de reacciones negativas de diferentes sistemas y órganos incluyen:

  • malestar en la región epigástrica;
  • hinchazón;
  • diarrea;
  • náuseas;
  • dificultad para respirar;
  • erupción cutánea alérgica;
  • aumento de la presión arterial (transitorio);
  • hemorragias petequiales (muy raras);
  • sangrado uterino (en mujeres entre períodos).

Video

Reseñas

Valeria, 36 años El médico tratante me recomendó tomar Essliver Forte cuando llegué a la cita con quejas de dolor en el área del hígado. Al final resultó que, los dolores fueron causados ​​por cálculos en la vesícula biliar, pero para prevenir el desarrollo de patologías hepáticas, era necesario apoyar este órgano. Estoy satisfecho con la medicina, un análogo asequible de la droga alemana.
Gleb, 48 años Cuando me diagnosticaron hepatitis C, estaba muy molesto y asustado, incluso pasó las pruebas para volver a revisar, pero resultaron ser positivas. El médico al que acudí me recetó Phosphogliv. Después de un curso de tratamiento (10 días por vía intravenosa, luego cápsulas), la condición mejoró significativamente, muchos síntomas desaparecieron, lo que me hizo muy feliz.
¡Atención! La información presentada en el artículo tiene únicamente fines informativos. Los materiales del artículo no requieren autotratamiento. Solo un médico calificado puede diagnosticar y dar recomendaciones de tratamiento, según las características individuales de un paciente en particular.
.