Primeros auxilios para el dolor de oído: un algoritmo paso a paso para acciones pre-médicas

El dolor de oído insoportable puede deberse a varias razones. A veces se asocia con un cambio en la presión atmosférica, la acumulación de tapón de azufre, la entrada de un cuerpo extraño, lesión, infección o trauma. Los primeros auxilios y el tratamiento básico dependerán de lo que provocó el dolor de oído.

Artículos relacionados
  • Dieta simple para adelgazar la barriga
  • Cómo organizar un portafolio
  • Kéfir para la noche para adelgazar - recetas. Los beneficios del kéfir antes de acostarse para la pérdida de peso y la desintoxicación

Determinación de la causa del dolor

Para Para determinar la causa exacta del inicio del dolor, debe buscar la ayuda de un médico para un examen (examen clínico, resonancia magnética o tomografía computarizada). En caso de emergencia, los exámenes de primeros auxilios se pueden realizar en casa. Puede sospechar un problema si hay enrojecimiento en el canal auditivo. Además, la evidencia del desarrollo de la infección es la presencia de:

  • cicatrices blanquecinas;
  • descarga purulenta;
  • hinchazón;
  • burbujas de color ámbar o líquido;
  • orificios de diafragma.

Enfermedades de los oídos

El dolor de oído a menudo molesta a una persona con enfermedades existentes:

  • Otitis media. Inflamación de carácter infeccioso que afecta al tímpano. Esta enfermedad a menudo se diagnostica en niños. La otitis media puede ocurrir en el contexto de amigdalitis, amigdalitis (inflamación de las amígdalas), sinusitis (inflamación de los senos maxilares). Además del dolor punzante, la enfermedad se acompaña de los siguientes síntomas: mareos, enrojecimiento de la piel, náuseas, vómitos, fiebre. Si se desarrolla pus, puede provocar una pérdida auditiva completa.
  • Otitis externa. El proceso inflamatorio ocurre en la piel del canal auditivo. Como regla general, la dolencia se desarrolla después de que el agua entra en el oído (mientras se baña). Con la otitis externa, la piel se enrojece, se hincha. La enfermedad se acompaña de una pérdida de audición temporal. Además, se producen otros síntomas desagradables: ruido, sensación de congestión, zumbido, picazón.
  • Mastoiditis. Un proceso inflamatorio que progresa en el proceso mastoideo del hueso temporal. Esta afección se acompaña de dolor de oído intenso, trastornos del sueño y secreción purulenta. La mastoiditis rara vez ocurre como una enfermedad independiente; es una de las complicaciones de la otitis media.
  • Neoplasias. Los tumores de oído benignos y malignos rara vez se diagnostican, pero si aparecen, el dolor será severo e intenso.
  • ​​

Enfermedades externas

Un otorrinolaringólogo también puede identificar el síndrome de dolor que aparece debido al desarrollo de otras enfermedades externas:

  • Enfermedades, lesiones de la columna cervical. Hay mensajes nerviosos comunes entre él y los oídos, por lo que la osteocondrosis a menudo provoca dolor. En raras ocasiones, en el contexto de la patología, la presión aumenta, se producen alteraciones visuales.
  • Caries (daño a los dientes). A menudo provoca dolor de oído severo. Las dentaduras postizas instaladas incorrectamente también pueden causar este síntoma.
  • Dolencias de la articulación temporomandibular. El dolor está asociado con artritis (enfermedad de las articulaciones), artrosis (cambios degenerativos), dislocación.
  • Neuralgia. El dolor intenso que se irradia (irradia) a los oídos es causado por la inflamación del nervio glosofaríngeo o trigémino.
  • Proceso inflamatorio de la garganta. Además, puede haber dolor al tragar, debilidad, escalofríos. Con esta patología, solo duele un oído.
  • Sinusitis (congestión nasal persistente). La causa más común de moco en el canal auditivo. La descarga ejerce presión, lo que provoca síndrome de dolor. Pueden aparecer otros síntomas: dificultad para respirar, dolor de cabeza, debilidad generalizada.
  • Paperas. Inflamación de carácter infeccioso, localizada en las glándulas salivales. Cuando se descuida, la enfermedad se propaga a los oídos y causa otitis media. Con las paperas, los síntomas principales son: boca seca, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza.

Primeros auxilios para el dolor de oído

Cualquier enfermedad de los oídos es peligrosa, por lo que la automedicación a menudo conduce al hecho de que la enfermedad se vuelve crónica. Además, puede provocar sordera, abscesos (inflamación purulenta) del cerebro, sepsis (envenenamiento de la sangre). Si no es posible obtener rápidamente una cita con un otorrinolaringólogo, debe conocer las reglas de primeros auxilios en el hogar:

  • tomar analgésicos (paracetamol, ibuprofeno);
  • uso de gotas para los oídos (Otipax, Tsipromed) o supositorios (Reamed);
  • aplicar una compresa caliente con vodka o alcohol (no se puede usar en niños pequeños);
  • el uso de aceite de oliva (puede dejar caer un par de gotas en el oído adolorido);
  • uso de turunda con alcohol bórico.

Para dolores punzantes

Si dispara con fuerza en los oídos, puede ser causado por otitis media. Además, existen otras enfermedades que causan tal síntoma, estas son furunculosis (enfermedad purulenta), eccema (lesiones inflamatorias de la piel), mastoiditis. Con dolor punzante prolongado, definitivamente debe buscar atención médica. El proceso iniciado a menudo conduce a la pérdida de audición, meningitis purulenta (inflamación del revestimiento del cerebro). Primeros auxilios para el dolor de oído antes de visitar a un médico:

  • uso de gotas para los oídos (Naphtizin, Otipax);
  • en ausencia de pus, puede gotear alcohol bórico (2 gotas);
  • Las cebollas envueltas en gasa también ayudarán a aliviar el dolor punzante;
  • Las hojas de geranio se pueden amasar e insertar en el canal auditivo (cambiar cada dos horas).

Para agudos

Para fiebre y dolor de oído agudo, se pueden usar antipiréticos (paracetamol, ibuprofeno). Además, se deben gotear gotas con efecto antibacteriano. No use calor seco, porque una infección purulenta se unirá al aumento de temperatura. Técnicas de primeros auxilios para un alivio rápido del dolor:

  1. Coloque un trozo de algodón empapado en peróxido de hidrógeno en el canal auditivo afectado. La compresa debe envolverse en un pañuelo tibio y mantenerse toda la noche.
  2. Si la temperatura es inferior a 38 grados, inserte una gasa prehumedecida con alcohol bórico.
  3. Picar el ajo, calentar un poco. Mezclar con aceite de sésamo. Inculca la mezcla resultante en tres gotas.

Si hay secreción presente

Si se desarrolla alguna secreción, se requiere atención médica. En ausencia de un tratamiento adecuado, el proceso purulento puede ir al tejido cerebral. La ayuda a domicilio consistirá en la toma de antiinflamatorios no esteroideos (Paracetamol, Nise). Las gotas nasales vasoconstrictoras y las gotas para los oídos con anestésicos ayudarán. Además:

  • se puede comprimir con aceite de vaselina;
  • si no hay perforación (punzonado) de la membrana timpánica, entonces es posible el masaje con aire;
  • una mezcla con aceite de espino amarillo y momia (10: 1) debe gotear 2 veces al día, 3 gotas.

Después de una lesión

El dolor de oído severo puede aparecer después de un hematoma, un aumento repentino de la presión dentro del tímpano o debido a un objeto extraño. Si la causa es un trauma, entonces se aplica frío el primer día; ayudará a aliviar la inflamación y la hinchazón. Los procedimientos de calentamiento (compresa, red de yodo) se realizan mejor el segundo día. Si hay una quemadura, la ayuda puede ser la siguiente:

  1. En caso de enrojecimiento, trate el área con una solución de alcohol. Si aparecen burbujas, se debe aplicar un vendaje.
  2. Si la lesión provocó una ruptura del tímpano, debe cubrirse la oreja con un hisopo de algodón e ir al hospital.

Video

¡Atención! La información presentada en el artículo tiene únicamente fines informativos. Los materiales del artículo no requieren autotratamiento. Solo un médico calificado puede diagnosticar y dar recomendaciones de tratamiento, según las características individuales de un paciente en particular.
.