Envenenamiento por gas: síntomas y primeros auxilios

La causa más común de intoxicación aguda es el envenenamiento con sustancias gaseosas. Las consecuencias de la entrada de gas en el cuerpo pueden ser muy graves, hasta la muerte, por lo que es importante brindar asistencia oportuna a la persona lesionada. Para notar los primeros signos de intoxicación, se debe saber cómo afecta el gas al cuerpo y cómo se manifiestan las consecuencias de este efecto.

Artículos relacionados
  • Ácido salicílico para el rostro: aplicación y revisiones
  • Cómo deshabilitar Yandex Direct en una computadora o Android. Cómo eliminar la publicidad contextual de Yandex en el navegador
  • Enfermedad de las paperas en adultos

¿Qué es el envenenamiento por gas?

Uno de los estados agregados de la materia, caracterizado por una alta movilidad de partículas, es el gas. De acuerdo con sus propiedades químicas, las mezclas gaseosas pueden ser poco activas y potencialmente explosivas. Para fines domésticos, el metano se utiliza principalmente debido a su capacidad de combustión. El hidrocarburo natural más simple es condicionalmente inofensivo para el cuerpo humano, pero la combustión del metano produce monóxido de carbono, que es altamente tóxico y causa envenenamiento por monóxido de carbono.

El metano, como el monóxido de carbono, es incoloro e inodoro, por lo que cuando se usa para fines domésticos, se agregan olores especiales para alertar a los consumidores sobre fugas. El metano inhalado con oxígeno es seguro, pero en condiciones de circulación de aire limitada, el gas doméstico puede llenar rápidamente el espacio y desplazar el oxígeno. Cuando la concentración de metano alcanza el 20-30%, puede provocar síntomas de intoxicación e hipoxia. La inhalación prolongada de aire pobre en oxígeno, pero saturado con metano, daña el sistema nervioso.

El efecto del monóxido de carbono en el cuerpo es mucho más peligroso: los signos de intoxicación aparecen en concentraciones bajas (menos del 0,1%) y las consecuencias del envenenamiento representan una amenaza para la vida humana. El monóxido de carbono se forma no solo a partir del metano, esta sustancia se libera durante cualquier tipo de combustión, mientras que no tiene olor ni color. Las impurezas orgánicas introducidas en la composición de las mezclas de gases producen un olor acre específico asociado con el monóxido de carbono.

Efecto del gas en el cuerpo humano

El metano tiene la capacidad de atravesar la barrera fisiológica que separa los sistemas circulatorio y nervioso central, lo que le permite afectar el cerebro. El efecto de este gas es similar al leve efecto narcótico del éter dietílico. Con la inhalación sistemática de metano en habitaciones aisladas, se suprimen los órganos respiratorios y los impulsos de los nervios vago y trigémino. Una alta concentración constante de hidrocarburos gaseosos en el aire conduce a cambios en el funcionamiento del sistema nervioso autónomo.

Cuando el monóxido de carbono ingresa al cuerpo, se combina con la hemoglobina (la carboxihemoglobina se forma en la sangre), que es muy duradera. Como resultado de la formación de esta conexión, los mecanismos de transporte de oxígeno se bloquean y se interrumpe la respiración celular. Cuando se incluye dióxido de carbono en las reacciones oxidativas, se altera el equilibrio de los procesos bioquímicos de los tejidos, lo que conduce a una disminución de las reacciones psicomotoras. El monóxido de carbono tiene un efecto dañino en los siguientes sistemas corporales:

  • cardiovascular;
  • el sistema nervioso central;
  • respiratorio;
  • membranas mucosas y piel.

¿Cómo se puede envenenar?

La violación de las funciones corporales debido a la ingestión de toxinas exógenas ocurre cuando se inhala aire que contiene gas. Los síntomas de intoxicación aguda se desarrollan de forma gradual e imperceptible, especialmente durante condiciones fisiológicas caracterizadas por una falta de respuesta a los estímulos (sueño, intoxicación por drogas o alcohol). El grupo de riesgo consta de los siguientes casos:

Intoxicación por gas en el hogar

Intoxicación por dióxido de carbono

Mal funcionamiento del equipo de gas (cilindros, tuberías, válvulas, estufa de gas)

Incendio, incendio

Incumplimiento de las precauciones de seguridad al utilizar equipos de gas (cierre incompleto de la válvula que regula el suministro)

Ubicación en habitaciones con poca ventilación con el motor del automóvil en marcha (garajes sin ventilación)

organización de la fuga de metano

lodos con motores en marcha (carreteras, carreteras con mucho tráfico, túneles)

Inhalación sistemática de parafínicos gaseosos hidrocarburos (naves industriales, minas)

Cierre intempestivo o incompleto de las compuertas de la estufa (en habitaciones con calefacción de la estufa)

Fumar narguile con suministro de oxígeno insuficiente al dispositivo para fumar

Talleres de fabricación donde se utiliza dióxido de carbono para sintetizar sustancias orgánicas

Primeras señales

Los efectos del gas en el cuerpo son difíciles de notar de inmediato. Los síntomas evidentes de intoxicación aparecen con la inhalación prolongada de metano o con una alta concentración de monóxido de carbono. Los primeros signos de intoxicación por inhalación de gas son:

  • dificultad respiratoria;
  • dolor de cabeza (latido característico en la región temporal);
  • discapacidad auditiva y visual;
  • nubosidad de la conciencia;
  • sensación de euforia leve, aumento emocional inexplicable;
  • disminución de la concentración de atención;
  • violación de la motricidad fina, orientación;
  • Dolor de garganta.

Cuanto antes se tomen las medidas para detener el acceso del gas al cuerpo, es más probable que se minimicen las consecuencias negativas del envenenamiento. Cuando se quema leña en habitaciones con calefacción por estufa, se forma monóxido de carbono que, si los dispositivos de calefacción se utilizan correctamente, se elimina a través de la chimenea. Si no hay corriente de aire en la estufa por alguna razón, existe el peligro de intoxicación. Los signos de agotamiento de la estufa, en la que debe abandonar la habitación con calefacción lo antes posible, son:

  • ojos llorosos;
  • mareos;
  • tos seca;
  • dolor leve en la frente;
  • episodios de náuseas;
  • debilidad repentina;
  • la aparición del mismo tipo de síntomas en todos los presentes en la habitación.

Síntomas

Si, después de la aparición de los signos iniciales de intoxicación, no se toman las medidas adecuadas y el oxígeno sigue restringido, síntomas característicos. La gravedad de los síntomas depende de la cantidad de metano o monóxido de hidrocarburo que haya ingresado al cuerpo. Los síntomas del envenenamiento por monóxido de carbono aparecen más rápido y más pronunciados que los del envenenamiento por metano, pero el cuadro clínico general es similar y se ve así:

  • aparecen ataques de pánico;
  • la respiración se vuelve irregular, frecuente, ruidosa, sibilancias;
  • la exhalación es más difícil que la inhalación, aparece dificultad para respirar;
  • aumenta la actividad secretora de la mucosa bronquial;
  • alteración de la coordinación de movimientos, la capacidad de navegar en el tiempo y el espacio;
  • hay un cambio en el color de la piel, se enrojece (hiperemia);
  • hay una fuerte sensación de ardor, dolor en los ojos, zumbido en los oídos;
  • el pulso se vuelve filiforme;
  • debilidad muscular severa, somnolencia;
  • ataques de náuseas, comienzan los vómitos;
  • puede ocurrir parálisis (la conciencia será clara);
  • se observa confusión, delirio, alucinaciones;
  • que muestra signos de hipotensión;
  • el trasfondo emocional se desestabiliza;
  • actividad refleja reducida.

Formas de intoxicación

Según la gravedad de los síntomas y la gravedad de las consecuencias para el cuerpo, el gas El envenenamiento se divide en cuatro formas. El grado de daño a los órganos y sistemas internos depende de la concentración del gas contenido en el aire y del tiempo de exposición del cuerpo a sustancias nocivas. Cada una de las formas de intoxicación se caracteriza por síntomas específicos que es importante conocer para tomar las medidas adecuadas para rescatar a la víctima:

Forma

Fácil

Medio

Severo

Instantáneo

Grado de concentración de gas del volumen de aire total,%

0,009 a 0,052

0,052 a 0,094

0,1 a 0,99

0,99 a 1,2

Tiempo de exposición en el que se registra la forma de intoxicación, h

1-5

2

0,5-2

1-5 min.

Síntomas

Una leve disminución de las funciones psicomotoras, dolores de cabeza leves, dificultad para respirar, letargo

Dolor de cabeza severo de naturaleza pulsante, lagrimeo profuso, secreción nasal, deterioro de la sensibilidad de los órganos de los sentidos

Taquipnea, pérdida del conocimiento, contracciones musculares involuntarias, falta de respuesta a los estímulos, depresión conciencia y reflejos

Pérdida de conciencia ultrarrápida, vómitos constantes, ausencia total de respuesta, el pulso se siente mal

Posibilidades de sacar del estado de intoxicación

Alto (con acceso oportuno a aire fresco)

​​

Alto (con atención médica oportuna)

Medio (necesidad de tratamiento)

Bajo (posibles consecuencias irreversibles para el cuerpo, alto riesgo de muerte)

Junto con las formas principales, que a menudo se registran, existen tipos atípicos de intoxicación, que incluyen euforia y desmayo. Se desconoce el mecanismo exacto de aparición de estas formas, pero presumiblemente tales condiciones surgen debido al daño en el centro de regulación del tono vascular y una mayor actividad nerviosa. Las manifestaciones de signos atípicos de intoxicación son típicas de personas con accidentes cerebrovasculares o predisposición a trastornos nerviosos.

  • Daño en las uñas con psoriasis - causas, tratamiento con ungüentos y remedios caseros
  • Alitas al horno - recetas con fotos. Cómo marinar y cocinar deliciosamente las alitas de pollo al horno
  • Propiedades útiles del membrillo: recetas para cocinar. Membrillo - beneficios y contraindicaciones

Tratamiento

De qué tan rápido la víctima recibió asistencia en caso de gas envenenamiento, la gravedad de las consecuencias del envenenamiento depende. En casi todos los casos de intoxicación con sustancias que contienen gases, se requiere hospitalización y tratamiento posterior en un hospital. No existe un antídoto capaz de eliminar todas las sustancias tóxicas después de la intoxicación por gas, por lo que la rehabilitación de las víctimas se lleva a cabo en varias etapas:

  1. Examen completo de todos los órganos y sistemas.
  2. Recetar medicamentos según los resultados del diagnóstico.
  3. Restauración de las funciones del sistema respiratorio mediante fisioterapia, realizando ejercicios terapéuticos.

Primeros auxilios

Primeros auxilios en el hogar ante sospecha de intoxicación con sustancias gaseosas son necesarios para cualquier tipo de intoxicación, entonces, cómo las medidas oportunas pueden salvar la vida de la víctima. Lo más importante que es necesario para una persona que ha inhalado una gran cantidad de sustancias tóxicas es garantizar el acceso al aire fresco. Antes de la llegada del equipo médico, se deben tomar las siguientes medidas lo antes posible:

  • sacar a la víctima de la habitación (si no es posible, suministrar oxígeno abriendo ventanas y puertas, cubrir boca y nariz con pañuelo);
  • dar al paciente a beber té dulce fuerte o agua ligeramente alcalina (si la persona está consciente);
  • cuando la conciencia de la víctima esté nublada, humedecer un trozo de algodón con amoniaco y llevarlo a la nariz;
  • si el paciente está inconsciente, se le debe proporcionar una posición cómoda para expandir el pecho y aumentar el volumen de los pulmones (retroceder);
  • Si el pulso o la respiración se detiene, se deben realizar compresiones torácicas.

Tratamiento de drogas

Los primeros auxilios por intoxicación por monóxido de carbono, realizados por personal médico, consisten en la rápida remoción de los productos de intoxicación del cuerpo de la víctima.. Para ello, se inyecta al paciente el antídoto Acizol, se colocan goteros con antihipoxantes y fármacos para estabilizar el trabajo del corazón. El suministro de oxígeno se proporciona a través de una bolsa Ambu o mediante intubación (inserción de un tubo en la tráquea). Si la víctima no respira ni tiene latidos cardíacos, se la lleva urgentemente a la unidad de cuidados intensivos y se realiza reanimación.

Después de la estabilización de la condición del paciente, se lleva a cabo su examen para identificar desviaciones en el trabajo de los órganos y sistemas y el nombramiento de un tratamiento calificado. Las medidas terapéuticas para eliminar las consecuencias de la intoxicación por gas incluyen tomar los siguientes grupos de medicamentos:

  • antiinflamatorio: previene y detiene la inflamación en el tracto respiratorio (Pulmicort, Budesonide);
  • anticonvulsivos: reducen el tono muscular aumentado, alivian los espasmos (Levodop, Amantadine);
  • analgésicos: alivian la condición de la víctima, eliminan el dolor (Novigan, Aspirina);
  • agentes que contienen vitaminas: contribuyen a la destrucción de la carboxihemoglobina (carboxilasa);
  • absorbentes: neutralizan las toxinas y ayudan a limpiar el cuerpo (Polysorb).

Consecuencias

Cualquier concentración de sustancias tóxicas puede tener un efecto perjudicial en el cuerpo, especialmente en el funcionamiento del cerebro. Según las estadísticas médicas, más del 40% de los pacientes que sufren de gases, después de un curso de tratamiento, se quejaron de deterioro de la memoria, dolores de cabeza frecuentes. Las consecuencias del envenenamiento son especialmente peligrosas para las personas que padecen enfermedades del sistema cardiovascular y los ancianos.

Es posible que los efectos negativos de la exposición a toxinas gaseosas venenosas no aparezcan de inmediato, sino solo después de varias semanas o meses. Según la velocidad de manifestación, las consecuencias del envenenamiento se dividen en dos grupos: tempranas y tardías:

Complicaciones tempranas (aparecen después de 2-3 días)

Complicaciones tardías (manifiestan después de 5-40 días)

Disminución de la audición, visión

Desarrollo de amnesia

Trastornos circulatorios del cerebro

habilidades mentales

Edema pulmonar, cerebro

Ceguera parcial o completa

Frecuencia cardíaca desestabilizada

Asma cardíaca

Dolores de cabeza prolongados

Neumonía

Agravamiento de la enfermedad mental

Trastornos mentales

Prevención

Tomar precauciones al manipular el gas doméstico ayudará a prevenir fugas, que es una de las principales causas de intoxicación. La adición de sustancias que imparten olor al gas ayuda a determinar oportunamente el contenido de gas de la habitación, que debe informarse de inmediato a los servicios de gas. Las principales formas de prevenir el envenenamiento son:

  • monitorear el estado de los equipos de gas;
  • eliminación oportuna de los problemas detectados comunicándose con el servicio correspondiente;
  • instalación de sensores que registran el nivel de concentración de sustancias gaseosas en el aire;
  • comprobar la integridad del corte del suministro de metano después de apagar la estufa;
  • garantizar la inaccesibilidad de los dispositivos para los niños;
  • control de tiro en chimeneas y estufas;
  • Use equipo de protección cuando trabaje en un garaje o área industrial mal ventilada.

Video

¡Atención! La información presentada en el artículo tiene únicamente fines informativos. Los materiales del artículo no requieren autotratamiento. Solo un médico calificado puede diagnosticar y dar recomendaciones de tratamiento, según las características individuales de un paciente en particular.
.