9 formas de cambiar tu imagen después de 40 años

La ropa a cualquier edad debe brindar comodidad a la persona. Después de 40 años, se suma la responsabilidad de una apariencia impecable. Puede complementarse o modificarse drásticamente con el asesoramiento de expertos en creación de imágenes.

Elija un icono de estilo

Mucha gente popular tiene un sentido de la moda que vale la pena emular. Pueden ser la inspiración para su nueva identidad de marca. Es útil extraer ideas de revistas para descubrir qué te gustó y por qué.

Pruebe los looks monocromáticos

Los grises neutros, marrones, negros y azules añaden seriedad. Con esa ropa, te verás elegante y sofisticado.

Use piel de color

Los tonos vivos dan a la persona un aspecto atrevido. Completa tu armario con una chaqueta de cuero u otros complementos en verde, azul marino o burdeos.

Actualice constantemente su ropa y zapatos

Después de 40 años, todo debería verse perfecto. Es inaceptable caminar con ropa arrugada, sucia, zapatos gastados. Deben actualizarse y mejorarse constantemente.

Crea un armario cápsula

Es recomendable elegir un conjunto básico de ropa que se pueda combinar en varias versiones. Para crear más de 40 looks, necesitas dos trajes, tres tipos de fondos (faldas, pantalones). A estos se deben agregar cinco tipos de blusas: blusa, camisa, camiseta, suéter y chaleco. Es importante que todo coincida con la combinación de colores.

Compre cosas que agreguen entusiasmo a la imagen

Después de los 40, una mujer debe tener ropa y accesorios en su guardarropa que sigan siendo relevantes y atemporales. Puede ser un bolso de cuero, pendientes de diamantes, zapatos espectaculares, un vestidito negro.

Compra ropa de abrigo para complementar tu guardarropa.

No tienes que tirar tus artículos favoritos si están en buenas condiciones. Puedes complementar el look con un abrigo, blazer o capa en tonos neutros.

Pruebe nuevas tendencias

La edad no debe obstaculizar la experimentación con las tendencias. Es importante observar la medida, tener en cuenta el estilo de vida, la profesión y el físico. Puede comenzar con artículos pequeños, concentrarse en los zapatos, un bolso y pasar gradualmente a otros artículos de vestuario.

Evalúa cómo te queda la ropa

Si quieres lucir elegante y con estilo, es necesario que la ropa coincida con las características de tu cuerpo. No deben estar apretados o sueltos con una sudadera con capucha. Esta ropa es la base de un look impecable.