9 beneficios para la salud de los alimentos fermentados

Las bacterias intestinales están involucradas en el proceso de digestión. Para que funcionen correctamente, es necesario incluir alimentos especiales en la dieta. Los productos lácteos fermentados, el chucrut aportan al organismo propiedades beneficiosas.

Menos tabletas de probióticos

Estos microorganismos vivos ayudan a expulsar las bacterias patógenas de los intestinos. Los probióticos ya se encuentran en el yogur, el kéfir y otros alimentos fermentados. Las bacterias vivas beneficiosas mejoran la digestión, tratan el estreñimiento, la diarrea y el síndrome del intestino irritable sin pastillas.

Reducir la inflamación

Los compuestos activos que se encuentran en el yogur y el kéfir contrarrestan los radicales libres que causan daño celular. El consumo regular de estos alimentos puede ayudar a reducir la inflamación.

Mejora de la salud de la piel

Todo en el cuerpo está interconectado. Con la función intestinal normal, las erupciones, la descamación, el acné desaparecen en la superficie de la piel y las heridas se curan más rápido. Los alimentos fermentados promueven la síntesis del cuerpo de ácido fólico, vitamina B 12. Estas sustancias agregan brillo al cabello y la piel.

Mejora de la salud del corazón

Los alimentos fermentados reducen los niveles de colesterol en sangre. Esto detiene la destrucción de los vasos sanguíneos, reduce el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

Normalizar el azúcar en sangre

El consumo regular de alimentos ricos en bacterias vivas ayuda a prevenir la diabetes. Los probióticos reducen la resistencia a la insulina, la presión arterial y los niveles de glucosa en sangre.

Pérdida de peso

Los alimentos fermentados le ayudan a perder peso. Esto se debe a la normalización de la función intestinal con la ayuda de bacterias beneficiosas.

Fácil absorción de nutrientes

Algunos alimentos contienen componentes que reducen la absorción de zinc, calcio, hierro. La fermentación ayuda a descomponer y descomponer sustancias que afectan negativamente la digestión y facilitan la absorción de los ingredientes beneficiosos.

Mejora de la función cerebral

Estos procesos están influenciados por la salud intestinal. Comer alimentos ricos en probióticos puede ayudarlo a pensar con claridad y claridad. La razón está en la interconexión entre el trabajo de los intestinos y el cerebro.

Elevar el estado de ánimo

El cuerpo produce muchas hormonas a través de la presencia de bacterias vivas. Los intestinos también producen dopamina, serotonina y noradrenalina, que influyen en la elevación del estado de ánimo. Comer alimentos fermentados te da un impulso emocional.