7 comidas para cenar para dormir bien por la noche

Para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, una función cerebral eficiente y una fuerte sistema inmunológico, el cuerpo necesita una noche de sueño sana y profunda. Algunos productos, los tés, tienen un efecto de "pastilla para dormir" y mejoran la calidad del descanso nocturno.

Nueces

Las almendras, nueces y avellanas, anacardos son una fuente de melatonina. Esta hormona regula el "reloj interno" de una persona y le indica al cuerpo que se prepare para dormir. Las nueces contienen magnesio y zinc, que reducen los niveles de cortisol en sangre y combaten con éxito el insomnio. Para un refrigerio por la noche, es suficiente comer un puñado de almendras: 30-35 gramos.

Artículos relacionados
  • Muslos de pollo con patatas al horno: recetas
  • Remedios caseros para el acné
  • Pastel de papa al horno: recetas

Carne de ave blanca

Los filetes de pavo y pollo contienen el aminoácido triptófano, que estimula la síntesis de melatonina, una hormona del sueño. La carne de ave blanca es una fuente de proteínas de fácil digestión. Las investigaciones muestran que comer 150 g de pechuga de pollo o pavo para la cena, combinado con arroz blanco, mejora la calidad del sueño al despertarse menos durante la noche y dormir más tranquilo.

Té de manzanilla

La bebida contiene flavonas, sustancias que reducen la inflamación, fortalecen la inmunidad, reducen la ansiedad y el estrés. El té de manzanilla contiene apigenina, un antioxidante que afecta a los neurotransmisores del cerebro. Como resultado de los procesos bioquímicos, el cuerpo se siente cansado y "quiere" dormir. Una taza de una bebida aromática antes de acostarse alivia el insomnio y le proporciona un sueño profundo.

Kiwi

La fruta es rica en antioxidantes (antocianinas, flavonoides, carotenoides), potasio, magnesio, ácido fólico. Esta combinación de nutrientes y oligoelementos promueve la producción de serotonina en el cerebro, "responsable" de los ciclos de sueño y vigilia en el cuerpo. Por ejemplo, las personas que comen dos kiwis todos los días una hora antes del descanso nocturno se duermen un 42% más rápido que cuando no comen nada antes de acostarse.

Pescado graso

Salmón, caballa, salmón, trucha son ricos en vitamina D, ácidos grasos poliinsaturados Omega 3 útiles, en particular ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA). La combinación de EPA, DPA y vitamina D en el pescado azul aumenta la producción de serotonina. Comer 100-150 gramos de pescado graso en la cena le ayudará a conciliar el sueño más rápido y de forma más profunda.

Productos lácteos

La leche tibia, el kéfir, el requesón y el yogur natural son fuentes ricas en aminoácidos esenciales, calcio, vitamina D. El triptófano protege contra el estrés durante el día y ayuda a establecer el descanso nocturno., aumenta la duración de la fase de sueño profundo...

Lechuga

Las hojas tienen un leve efecto sedante e hipnótico. Los expertos creen que el efecto sedante se debe a un compuesto llamado lactucina, una sustancia química que tiene efectos beneficiosos sobre el sistema nervioso, alivia los efectos del estrés y mejora el sueño.

.