Tercer debate rumbo al 1 de julio
.
Iván Muñoz Pérez
13/Jun/2018

ELECCIONES 2018
 
Sobre un escenario que remitía al legado histórico y cultural del país, montado en el Gran Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán, los cuatro candidatos que aspiran a la presidencia de la república protagonizaron la noche del martes el tercer y último debate rumbo a la elección del 1 de julio, organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE).

Durante el encuentro cada uno de los aspirantes mantuvo su propio estilo: Jaime Rodríguez Calderón mantuvo un discurso desenfadado casi echado a la broma política, mientras que José Antonio Meade conservó el temperamento y el discurso del político formado en las entrañas del poder.

Por su parte, Ricardo Anaya emitió sus ideas en tono inmutado, mientras Andrés Manuel López Obrador, con estilo lento, pausado y centrado en todo momento en la propuesta de combatir la corrupción como la formula política, fue una vez más objetivo de los ataques.

Con un nuevo formato en el que los candidatos se desenvolvieron con mayor fluidez y sin el protagonismo de los moderadores, Carlos Puig, Fernando Curzio y Gabriela Warkentin, los cuatro contendientes debatieron sobre el tema central Economía y Desarrollo, y los subtemas crecimiento económico, pobreza y desempleo, desigualdad, educación, salud, ciencia y tecnología, y medio ambiente y desarrollo sustentable.

El debate lo abrió el candidato de la coalición Por México al Frente (PAN-PRD-MC), Ricardo Anaya Cortés, proponiendo la disminución del gasto corriente y combatir la corrupción para lograr el crecimiento económico sin aumentar los impuestos.

Justo en su apertura, Anaya Cortés soltó la promesa de investigar tanto al presidente Enrique Peña Nieto como al propio José Antonio Meade por la presunta corrupción en los casos de Odebrecht y la Estafa Maestra.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador propuso un ahorro de 500 mil millones de pesos al acabar con los privilegios de los altos funcionarios y la corrupción para echar a andar la economía nacional, sobre todo enfocada a fortalecer el mercado interior y el campo frente a la amenaza de Donald Trump de cancelar el Tratado de Libre Comercio (TLC).

Cómo se esperaba, el tema de la reforma educativa fue uno de los momentos álgidos durante el debate con propuestas que diferenciaron a los candidatos.

José Antonio Meade Kuribreña mandó el mensaje de que la cancelación de la reforma educativa implicaría cancelar la enseñanza del inglés y reducir la calidad educativa, en todo momento haciendo referencia a la propuesta de Andrés Manuel López Obrador, y se pronunció en contra del diálogo con maestros de la CNTE.

Los candidatos Anaya Cortés y Jaime Rodríguez Calderón coincidieron en que es necesario revisar la reforma educativa y fortalecer el apoyo y salarios de los maestros; solo Andrés Manuel López Obrador se comprometió a cancelar la reforma y rearmar un nuevo proyecto educativo con la opinión de especialistas y todos los sectores educativos.



Como ya lo había avizorado los coordinadores de campaña de Meade Kuribreña durante sus visitas a Tlaxcala, en el tercer debate Meade se enfocó en diferenciar los proyectos que encabezan la derecha y la izquierda, poniendo énfasis en la supuesta mala administración del tabasqueño en Ciudad de México.



Por otro lado, la parte de comicidad involuntaria sin duda estuvo a cargo de Jaime Rodríguez Calderón cuando por momentos asumió una política de "acabar con todo" al referir que eran necesario acabar con el salario mínimo, los programas asistencialistas para acabar con la pobreza y activar el empleo, aunque no dijo cómo.



En el tema sobre medio ambiente fue en el único en el que los candidatos coincidieron. Rechazaron la inversión para generar energía nuclear y fortalecer los métodos alternativos de producción energética a bajo costo y con la menor afectación al medio ambiente.



Este tema además atrajo la atención de los moderadores sobre el desarrollo de la ciencia y la tecnología. Al respecto, Andrés Manuel López Obrador propuso generar becas.



Durante el cierre, cada uno de los candidatos llamó a votar de manera libre el próximo 1 de julio; también, cada uno no perdió oportunidad para soltar lo que consideran los puede diferenciar de los otros candidatos. Jaime Rodríguez Calderón pidió a los ciudadanos votar por la candidatura independiente que representa; Meade Kuribreña llamó al voto razonado para impedir un retroceso; López Obrador mencionó la ventaja electoral y la cuarta transformación, mientras que Ricardo Anaya Cortés prometió un gobierno eficaz y honesto.
 
  También en ELECCIONES 2018...  
 
2018-10-12
 
2018-10-11
 
2018-10-09
www.zonacritica.mx 2018 Legal y Privacidad Contacto Periodismo Social, Político y de Investigación