Periodismo social, político y de investigación.
Pidió PAN que IET atraiga cómputo del distrito XIII y reinicie conteo del municipio de Apizaco por irregularidades
.
12/Jul/2013
Iván Muñoz Pérez



 



En la reanudación de la sesión
permanente del Consejo General (CG) del Instituto Electoral de Tlaxcala (IET), la tarde del jueves el
representante del Partido de la Revolución Democrática (PRD), José Domingo
Calzada, manifestó que hay indicios para suponer que el CG procede fuera de la
legalidad toda vez que no entabló comunicación con los representantes del PRD
sobre la instalación de la mesa de cómputo de los comicios del municipio de Huamantla,
así como la sustitución de los consejeros municipales principales en
Calpulalpan, el Carmen Tequexquitla y Huamantla.



Por su parte,
José Félix Solís, representante del PAN ante el IET manifestó que “el consejo
del distrito XIII con cabecera en Calpulalpan actúa con las reglas de sus
propios presidentes de las mesas directivas dictan… y los consejos distritales
actúan al margen de lo que establece el código comicial pero, además, al margen
de lo que establecen los lineamientos para los cómputos y concretamente a lo
relativo a la validación de los votos.” Por eso y ante irregularidades
manifiestas en el recuento de los votos del distrito XIII en el Instituto
Electoral, Félix Solís solicitó el reinicio el cómputo.   



A su vez, la
Presidenta Consejera y el Consejero Electoral Mario Cervantes Hernández convocaron
el artículo 175, fracción 32 y 52 del Código de Instituciones y Procedimientos
electorales para el Estado de Tlaxcala que dice: “El Consejo General tendrá las
atribuciones siguientes: Asumir en casos necesarios o de urgente resolución,
las atribuciones y funciones de los consejos distritales y municipales, para
dar el debido cumplimiento de las etapas del proceso electoral. Tratándose de
elecciones extraordinarias, podrá omitir la integración de los consejos que
considere pertinentes; (e) Investigar por los medios a su alcance, hechos que
afecten de modo relevante los derechos de los partidos políticos o el proceso
electoral en el Estado.”



En ese sentido, Mario
Cervantes manifestó que antes de tomar la decisión de atraer el cómputo del distrito
XIII del municipio de Calpulalpan debe investigarse si los consejeros
municipales violaron el código del proceso electoral.



El representante
del PRI ante el CG pidió no solo la investigación sobre la actuación de las
autoridades electorales en los procesos de escrutinio y cómputo de ese
municipio, sino “extenderla a todos los distritos y municipios que hayan
incumplido con las normas electorales.”



Por último, el
representante del Partido Acción Nacional (PAN), José Félix Solís Morales,
solicitó que el CG remita las actas del SARJE al consejo municipal de
Calpulalpan para dar inicio al cómputo de los comicios ya que en el municipio
“no existe paquetería correspondiente” pero que el cómputo puede realizarse con
las actas que cada representante de partido tiene, así como del Consejo General
y los Consejos municipales.



Del mismo modo,
Domingo Calzada pidió al Consejo la programación del lugar y hora de la
instalación de las mesas de cómputo de San José Teacalco y Tepetitla, y la
emisión de los oficios que acreditan a los nuevos representantes del Consejo
Municipal que llevarán a cabo los trabajos de cómputo de la paquetería electoral
“porque todo parece que este consejo no quiere que los representantes del
partido participen en los procesos de cómputo.”



 



COMENTA CON NOSOTROS
EDITORIAL

A Adriana Dávila se le va de las manos el PAN: la guerra declarada


Un partido político necesita refrescar sus ideas. El modo en el que las ideas del partido respiran en la cotidianidad -porque se ven y valoran desde afuera o a la distancia- es a través de la renovación de sus dirigencias de manera democrática. Abordar un partido e ir acortando el espacio de la pluralidad, el consenso y el diálogo, supone crear una pequeña dictadura. 

De esto se pasa a creer que quien difiere es un traidor al proyecto y, por lo tanto, debe ser expulsado, aun cuando la premisa de los partidos políticos es, y debe ser, la pluralidad, la disonancia y la interpretación de los momentos políticos de cada uno. 

Además de que los estatutos son su marco legal de acción y sus consejos estatales y nacionales el equilibrio entre las fuerzas internas y medio para garantizar la legitimidad de sus procesos internos. 

 El PRD de los chuchos es el ejemplo inmediato de la imposición unilateral de la llamada izquierda pragmática y no programática, arropada y cada vez más cerca del poder.

Algo de eso hay en las declaraciones de Adriana Dávila Fernández cuando dice que defenderá al panismo estatal de los traidores; la pregunta es ¿cuál es el criterio para descubrir a traidores y patriotas albiazules? 

Los otros grupos internos lo mismo dicen de ella; ahora las prácticas centralistas y el reparto de acusaciones y castigos está generando no sola la división del panismo interno, sino el inicio de la lucha intestina y la llamada cacería de brujas, algo que caracteriza al autoritarismo. 

La destitución del Comité de Administración de Ángelo Gutiérrez Hernández -peón en el Congreso de Dávila Fernández- por parte de la mayoría de los integrantes de la fracción parlamentaria del PAN, muestra de manera clara no solo la división, sino el descontento por seguir la línea de la senadora que ha declarado la guerra, al fin aprendiz marcial de Felipe Calderón.



Zona Critica. El escrutinio de las ideas. ®
Tlaxcala, Tlaxcala.
www.zonacritica.com